Skip to content

Virgen de los Desamparados

Virgen de los Desamparados o Nuestra señora de los Desamparados es uno de los llamamientos con los que la Iglesia católica venera a María.

Se dice que, a principios del siglo XV, un cura de la ciudad, el padre Jofré, caminaba por una calle, cuando encontró a unos jóvenes practicando actos violentos contra un discapacitado mental, que en un brote agredió a algunas personas que pasaban. El cura interrumpió lo que estaban haciendo los jóvenes.
Triste por el prejuicio que la gente tenía de las personas con algún tipo de discapacidad, pensó en fundar una institución para apoyarlas. Con la ayuda de algunas personas, construyó un refugio con capilla, que dedicó a la Virgen de los Desamparados.

Posteriormente, en 1414, el sacerdote de Jofre se dio cuenta de que necesitaban un cuadro para decorar el altar de la capilla. Sin embargo, tres jóvenes peregrinos que pasaban por la ciudad habían llamado a la puerta de un hermano cofrade, quien dijo que eran escultores y podían esculpir una imagen de Nuestra Señora para la institución.
Los alojó en un lugar aislado para que nadie los visitara durante tres días. Y, en esos tres días, la imagen estaba lista. Cuatro días después, según lo acordado, el padre Jofré se dirigió al lugar donde los jóvenes peregrinos habían estado esculpiendo la imagen de la Virgen de los Desamparados. Sin embargo, no había nadie allí, solo una hermosa imagen deNuestra Señora sosteniendo al niño Jesús.

Los jóvenes peregrinos, que habían desaparecido misteriosamente, pasaron a ser considerados ángeles. La imagen tiene una curvatura en la parte de atrás, es que originalmente fue colocada sobre los ataúdes de los ejecutados en posición reclinada con una almohada debajo de la cabeza. Cuando descansaba en su capilla, se puso de pie y tomó la posición que hoy podemos observar. A pesar de la peculiar curvatura de su imagen delantera, da la impresión de que la Virgen mira a las personas postradas a sus pies.

La esposa de un hermano cofrade, una mujer ciega y paralítica, fue la primera en ver la imagen y, de repente, se curó y comenzó a ver y caminar. La noticia del milagro se extendió por toda la ciudad y pronto llegaron al lugar muchas personas discapacitadas, estas también sanadas, a través de Virgen de los Desamparados. Dos siglos después, en 1667, la imagen fue trasladada a una iglesia construida en su honor y hasta el día de hoy existe la hermandad de Nuestra Señora de los Desamparados, institución que apoya a los pobres, enfermos y necesitados.

Mostrando todos los resultados 22

Esta web utiliza cookies, Si continúa navegando, está aceptándola.    Más información
Privacidad